lunes, 17 de enero de 2011

Del Amor en los Tiempos del Satélite


Me conmovió un artículo de prensa digital estadounidense sobre nuestra amiga Gabby, en la que se reseñaba su historia de amor con su esposo astronauta, aunque me pareciera de mal gusto que alguien se prestara para "espiarlos" en la habitación del hospital, tomando fotos. Afortunadamente, tuvieron la decencia de no publicar fotos amarillistas, si no la foto de sus manos, él tomando la de ella, en señal de su amor, su entrega, diciéndole "estoy aquí," a tu lado, siempre. Seguimos nosotros también, desde aquí, y con nuestro amor por ella, pidiéndo por su recuperación, y por su vida.
Me hizo pensar mucho en el papel que han jugado los medios en nuestras vidas amorosas, y cuando pienso en Internet, no puedo mas que remitirme al papel que juega en tantas relaciones alrededor del mundo y en el que jugó en la de mi esposo y mia.
Porque gracias al correo electrónico y el teléfono, sobrevivió nuestra relación a través del tiempo durante las separaciones a las que nos vimos forzados. Gracias a los aviones, Blackberries, Ipads, Iphones...Cuantos amores no se salvan alimentados por un mensajito de texto: "te pienso, te amo, en camino hacia ti..."? Estos artificios nos ayudan tanto a acercarnos al otro, y a constatarle que estamos presentes a pesar de la distancia, como a recordarles lo vivo que sigue nuestro amor por ellos.
Por supuesto que la tecnología no es capaz de suplantar la necesidad que tenemos de conocernos y vivirnos mutuamente en el diario acontecer y en la antiromántica rutina, pero ayuda a conservar lo que ya construimos.
Mi esposo es un romántico empedernido, cuya capacidad para el detalle me dá casi verguenza por mi propia incapacidad para corresponderle de la misma manera. Para eso me falta imaginación. El no puede escribir versos lindos en ningún idioma, pero sus acciones gritan poesía pura, como cuando me regaló en nuestra primera navidad la colección impresa en tres tomos empastados de nuestra correspondencia electrónica del más de un año que estuvimos separados. O el ramo de rosas rojas que hizo preparar (una por una con su contenedor de agua) para el viaje trasatlántico que hizo para proponerme matrimonio. O el voucher que me regaló esta navidad para que me atreviera a vaciar mi primera escultura en bronce. O el acuario que me regaló para tropicalizar una esquina de mi hogar y así estar mas cerca del terruño. O la cena romántica en el acuario de Berlín rodeados de tiburones escuchando música de cámara en pleno invierno a 30 grados centígrados...etc. El amor es lindo.

Afortunados aquellos que hemos llegado a conocerlo.

Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. Pero quien comprende también ama, observa, ve...Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, mas grande es el amor...Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas nada sabe acerca de las uvas."  Paracelso

Hay quienes pueden inmortalizar su amor en una sola frase. En el anillo de matrimonio de Gabby, Mark mandó a inscribir:"Lo mas cerca que he estado del cielo es cuando estoy contigo". Mas romántico, imposible, viniendo de uno de los pocos afortunados que han "estado allí" (en el cielo, digo, porque Mark es astronauta)... Para el resto de los mortales está la poesía de seres bendecidos con una pluma de oro. Un Pablo Neruda o un Benedetti para citar solo dos de mis favoritos.

Pero hay quienes poseen el talento de hacernos reír y llorar sin decir una palabra cuando se trata del amor. Son quienes nos cuentan la muda historia, un millón de veces repetida, en blanco y negro o en color, en un par de minutos y la comparten en este ciberespacio. Hay muchas y las que siguen son tan solo una pequeña muestra. Hoy comparto con mis 9 lectores unas maravillas de videos que ilustran las alegrías y miserias de esa cosa que llaman AMOR, y que de acuerdo a los Beatles, is all we need...

Furs and Feathers (Pieles y Plumas) de Masha Masilovsky.
Un Poético retrato de personalidades opuestas cuyo amor es mas fuerte que cualquier diferencia. Pintura sobre vidrio. Primer Premio en el Red Shift Animation Festival, New York, USA, Otoño de 2004



La Invención del Amor. Andrey Shushkov, 2010. Una historia de amor del mundo de los tornillos y de las tuercas , con una linda metáfora.
Música y Sonido: Polina Sizova, Anton Melnikov.
Violin tocado por: Anna Gudkova


Sin muchos detalles, "Los Peligros del Amor" animación de Louis Clichy, con Edith Piaf de fondo musical. Excelente




Mesa Para Dos por Dafna Axel

Y por último, last but not least, un extracto de una película maravillosa que ví hace décadas pero se me quedó clavada, como los poemas de Benedetti, aquí protagonistas, del "Lado Oscuro del Corazón", película argentina de Eliseo Subiela (por allá en los ochenta)

1 comentario:

  1. Excelente reflexión, mi linda. Analizas la parte constructiva de la tecnología, desafortunadamente, la misma ha destruido muchos hogares. Como siempre, el libre albedrío es el que determina.
    Luis Villar

    ResponderEliminar