martes, 4 de mayo de 2010

Dónde está la mariposa?


No hay nada. Hastío no mas. Como a los 17.  A pesar que a esa edad tenía una vida por delante, y a los 43 todavía hay quien dice que quizá quede otra.

Al menos entonces estaba rodeada de un millón de seres parecidos a mi...hoy busco a tientas en mi lado oscuro para verme sola en el espejo.

El hijo grita y reclama mi ausencia, el marido reclama, a lo mero macho, mi indiferencia. Yo me arrastro por el piso y la pared buscando las arañitas que tejieron esta enorme red en la que me quedé dormida. También me pasó algo parecido como a los 24. Pero nunca había permanecido tanto tiempo el hastío...la inercia.
Como hojas muertas en primavera: porque cayeron en otoño y llevan meses en el piso, descomponiéndose.
Como agua estancada en un charco, en la que ya no nadan ni renacuajitos que quieran ser ranas.
Como que si el alma se hubiera ido de vacaciones de las que no piensa regresar.
Como el invierno eterno, pero en el infierno.

Aquí está mi capullo deshidratado y muerto, como el de la chicharra que cantó hasta que se le acabó la voz y murió pero nadie la oyó porque estaban atormentados con los gritos llantos aullidos de todas las demás chicharras y bichos que se atreven a ser vocales en vez de ir por ahí en silencio comiéndose a otros bichos...

Desterrada. Despatriada. Desarraigada descarriada desesperada desvanecida destemplada des-alada
Ya no recuerdo el color de mis alas.

Que frío. Hoy es 4 de mayo y la primavera sigue de vacaciones afuera y adentro. A mis recién sembradas florecitas de esperanza hay que taparlas esta noche para que no se congelen. Dijeron por la radio que estará bajo cero, como en mi capullo roto. Quisiera que alguien me tapara a mí, pero no con telaraña, sino con un camión de lana. Los abracitos de mi niño no me alcanzan y no quiero que el se dé cuenta que abraza un capullo vacío. No quiero que se dé cuenta de que la mariposa ya no está.

3 comentarios:

  1. Ay! amiga...y entonces?

    ResponderEliminar
  2. alivio de luto.

    sucede que soy realista. siempre pido lo imposible.

    cada tanto me deja de cama.

    que 21 años no son nada...

    (aire, aire, aire por aquí)

    ResponderEliminar
  3. no lo acepto, con tantos logros y triunfos, que te consideres un capullo vacio. aqui en tu venezuela natal somos muchos quienes te recordamos con mucha estima y quienes te extrañamos con mucho amor. y los abrazos del fabi aleman que no solo te alcacen sino que te quemen de tanto calor.

    ResponderEliminar