sábado, 20 de marzo de 2010

Masajito para mi alma

 Sin título- Niclas Winters (uno de mis ex-alumnos)

Hace tres años que mi ego sufre en mayor o menor escala desde el maltrato atroz al que fué sometido cuando a la fuerza salí del colegio internacional en el que daba clases. La envidia, la mediocridad, la política, la cobardía, el resentimiento y la intolerancia (les suena conocido? parece una mini-versión de mi ex-país!) me hicieron jaque mate a pesar de mi hoja de trabajo llena de calidad y éxitos en el contexto académico-laboral. En aquella oportunidad no sirvieron ni las peticiones y firmas de mis alumnos por que se hiciera justicia. Dos trogloditas me querian lejos de alli. Y asi me quedé sin uno de los trabajos en los que mas pasión y amor he puesto: educar y expandir las perspectivas de mis alumnos. Mis ex-alumnos de en aquel entonces noveno grado, los que se fueron por el camino del arte, me invitaron a su Vernissage de graduación que tuvo lugar anoche, en esa escuela. Tuve que armarme de mucho valor para aceptar la invitación: porque mi cuerpo y mi mente se negaban a ir a ese lugar, porque la injusticia y la ira estaban fresquitas y no quería toparme con los hipócritas que te sonríen mientras te clavan el puñal en la espalda. Pero el otro lado de la moneda resultó mas seductor. Y allí estuve: rodeada de mis ex-alumnos, quienes no sólo me abrazaron y se alegraron de mi presencia, si no que me dieron un tour personalizado por sus obras expuestas, contándome de su trabajo y contándome de lo que de mis esfuerzos de otrora, había permanecido en ellos para siempre. Bálsamo para mi alma maltratada. Todos tuvieron anécdotas que contar de nuestras clases, de como me recordaban, de cuanto significaron mis enseñanzas, no sólo para su desarrollo como incipientes artistas, sino como incipientes personas con un gran camino por delante. Me ratificaron el significado que yo tengo en sus vidas: "Ud. es una de las mejores maestras que he tenido, me llevo sus enseñanzas para la vida." "Ud. permanece en nuestro recuerdo y en nuestro corazón, porque ese entusiasmo y dedicación, fueron únicos."" Gracias por venir"...."Gracias por todo lo que nos dió"."Hay un pedacito de Ud. en cada uno de nosotros.""Me aceptaron en Oxford para estudiar Leyes, gracias a todo lo que Ud. me enseñó." Me las arreglé para ignorar a los ex-colegas que me apuñalearon, aunque ellos me buscaron con sus ojos durante el tiempo que estuve allí. Pero dos amigas, ex-colegas, estuvieron allí para darme apoyo moral, y otros ex-colegas me dieron la bienvenida y también me regalaron palabras que masajearon mi aporreado espíritu: "el departamento se desbarató con tu partida,"" sacarte de aquí fue su peor error,"" se arrepienten de haberlo hecho,"fulano y sutano se van, es tiempo de que vuelvas, inténtalo."
Ojalá pueda.

3 comentarios:

  1. El tiempo de Dios es PERFECTO, tu debías estar ahí para inspirar a las almas que has inspirado y debías irte para seguir inspirando la tuya!!!
    Recuerda que las oraciones se encuentran! y que uno de tus más grandes músicos Juan Luis Guerra, ha hecho canciones maravillosas acerca de Dios, escúchalo! NO ESTAS SOLA, Él siempre ha estado contigo, ahí tienes las Bendiciones que te da cada mañana, disfrútalas!

    ResponderEliminar
  2. Cuando se deja un legado en el alma, en el corazón de nuestros alumnos, no hay mayor honor que ese, que te dejen saber, a través de sus infinitas palabras de agradecimiento, lo que significas para ellos. Es una experiencia EXTRAORDINARIA.
    Qué bueno que aceptaras presentarte y que recibieras el bálsamo del agradecimiento.
    Siempre vale la pena intentar cosas nuevas, ese es mi lema.
    Gracias por compartirlo, pues me sentí totalmente identificada en él

    ResponderEliminar